Combate la indigestión y el exceso de peso con esta mezcla de ajo, miel y vinagre de manzana.

Los remedios de origen natural han hecho parte de nuestra vida desde hace cientos de años.
Aunque la medicina ha avanzado de forma considerable, muchos continúan vigentes como las mejores alternativas para tratar algunas dolencias y malestares.
La combinación de ajo, miel y vinagre de manzana es una de esas “curas” multifuncionales que pueden aprovecharse tanto para prevenir como para tratar muchos síntomas y trastornos que aquejan con frecuencia la salud.


Y es que, aunque cada uno tiene sus propias aplicaciones medicinales, en conjunto se potencian sus propiedades y representan una buena solución contra afecciones como la indigestión, el sobrepeso y el debilitamiento del sistema inmunitario.
Además, dado que todos los ingredientes son fuente de nutrientes esenciales, no es de extrañar que esta solución sirva como antiinflamatorio, analgésico y antibiótico natural.

¿Cómo preparar este remedio natural de ajo, miel y vinagre de manzana?

La clave para obtener un remedio beneficioso y efectivo es adquirir alimentos de origen orgánico, de la mejor calidad.
Es muy probable que al comprar la miel y el vinagre te encuentres con varias presentaciones que, aunque tienen precios muy bajos, han sido sometidas a procesos de refinamiento que disminuyen su calidad nutricional.
Por lo tanto, lo idóneo es elegir las versiones 100% naturales, que son las que aportan todos sus beneficios.

Ingredientes
12 dientes de ajo
1 taza de vinagre de sidra de manzana (200 ml)
1 taza de miel de abeja (336 g)

Preparación
Esteriliza un frasco de vidrio y, posteriormente, agrégale los dientes de ajo cortados en pequeñas rodajas.
Cúbrelos con el vinagre de sidra de manzana y la miel de abejas, y agítalos con un utensilio de madera o silicona.
Pon el preparado en un lugar fresco y oscuro, y deja que se repose durante 12 horas.
Pasado este tiempo, inicia su consumo en ayunas.

Modo de consumo
Toma una o dos cucharadas de la mezcla, como mínimo, 30 minutos antes de desayunar.
Si gustas, agrégala en una taza de agua tibia o jugo fresco para facilitar su ingesta.
En caso de gripe, resfriado o cualquier afección respiratoria, toma dos cucharadas cada 4 horas.
Como complemento para perder peso, toma dos cucharadas en ayunas y dos antes de dormir.
Evita almacenarlo en el refrigerador, ya que la miel puede perder su frescura.
No consumas más de la cantidad recomendada porque puede resultar irritante.
Ten en cuenta que los principales beneficios de este preparado casero solo se obtienen tras varias semanas de consumo habitual.
Sus efectos varían en cada organismo, casi siempre en función de los hábitos de alimentación y de la actividad del sistema inmunitario.
Anímate a prepararlo, incorpóralo en tu alimentación y comprueba que es un buen aliado para mantener tu bienestar.

COMENTARIOS

Cargando...
error: Content is protected !!
%d bloggers like this: