Las piernas hinchadas son agua pasada. Adiós a la retención de líquidos con este truco… ¡Querrás hacerlo YA!

Imagina levantarte en la mañana, pesarte y descubrir que de repente pesas 3 kilos más que hace un par de días, y esto a pesar de no haber comido prácticamente nada en todo el día. Pues si, es posible y esto se debe a lo que todos conocemos como retención de líquidos, y todos estamos expuestos a esto.

Pese a que todos podemos acular líquidos en nuestro cuerpo, hoy te mostrare cuales son las causas más frecuentes de esta retención y cómo podemos reducirlo considerablemente consumiendo los alimentos correctos, y a pesar de que puede sonar contradictorio, tomando mucha agua. Lee hasta el final y descubre cómo.

Los cambios de peso extremos que a veces podemos presentar frecuentemente se deben a la retención de líquidos. La hinchazón afecta mayormente a mujeres embarazadas, personas con sedentarismos o algún efecto secundario de ciertos fármacos.

En muchas ocasiones estos líquidos se manifiestan en piernas, dedos y articulaciones hinchadas. Esto no solo es incómodo, sino puede afectar al tejido conjuntivo y se asocia habitualmente con un incremento de peso incesante.

Pero debemos aclarar que la retención de líquidos se debe casi siempre a un inconveniente muy simple que tiene solución. Aquí identificamos cuales son los motivos más frecuentes para la retención de líquidos como solucionarlo.

1.-No tomar agua

Cuando las personas no consumen suficiente agua, nuestro cuerpo procura compensar esa falta y acaba almacenando toda el agua que puede.

Esto también contribuye a la retención de líquidos. La solución es lógico, toma más agua de forma seguida.

Lo ideal son 8 vasos al día o el equivalente a 2 litros. Además de esto, consumir alimentos que contengan mucha agua, como pimientos y pepinos, ayuda mucho.

2.- Demasiada sal

Los alimentos que contienen mucha sal suelen ocasionar la retención de líquidos, en especial si no tomas suficiente agua. Por eso es importante que constantemente limpiemos nuestro organismo de toda esta sal.

Cuando el cuerpo almacena demasiada sal, automáticamente retiene agua para poder sostener un equilibrio saludable. En casos extremos, las células pueden incremente hasta 20 veces su tamaño. Por fortuna, la solución es bastante obvia: come con menos sal y evita alimentos procesados.

La comida rápido y la comida procesada contiene una mayor concentración de sal para aumentar su sabor e igualmente pasa con las pizzas congeladas y las salsas de sobrecitos. En vez de eso, come más verduras frescas y frutas.

3.-Falta de magnesio

La falta de magnesio genera retención de líquidos. Este mineral es necesario para prácticamente cualquier función de nuestro cuerpo. Si no lo tenemos, nuestros cuerpos acaban por retener agua. Por fortuna, la solución es bien simple y deliciosa.

Come aguacate o espinacas y yogur, los niveles de magnesio se elevarán y tu cuerpo volverá a marchar adecuadamente. Los productos integrales y las verduras de color verde de cualquier clase son ricos en magnesio. De esta manera, el exceso de piel y los cambios exagerados de peso no serán de nuevo un inconveniente.

De esta manera, con todos estos consejos ayudaras a tus células a regresar a su tamaño normal y reducirás la retención de líquidos. No obstante, la retención de líquidos se asocia en general a un modo de vida nada saludable.

El ejercicio también ayuda a reducir esta hinchazón y estirar los tejidos. Si, aún así, los síntomas siguen a lo largo de bastante tiempo sin aparente motivo, deberías asistir al médico.

COMENTARIOS

Cargando...
error: Content is protected !!
%d bloggers like this: